Reseña, crítica Los 4 fantásticos - ENFILME.COM
if ($skins_show == "0") {?>
RESEÑAS >   EN PANTALLA
 
FICHA TÉCNICA
Fantastic Four
Los 4 fantásticos
 
EE.UU.
2015
 
Director:
Josh Trank
 
Con:
Miles Teller, Kate Mara, Michael B. Jordan, Jaime Bell, Toby Kebbell
 
Guión:
Simon Kinberg, Josh Trank, Jeremy Slater
 
Fotografía:
Matthew Jensen
 
Edición:
Elliot Greenberg, Stephen E. Rivkin
 
Música
Marco Beltrami, Philip Glass (cocompositor)
 
Duración:
100 min.
 

 
Los 4 fantásticos
Publicado el 08 - Ago - 2015
 
 
Reseña. Los 4 fantásticos resultó en algo que nadie esperaba. - ENFILME.COM
 
por Julio Enrique Macossay


Hacer una adaptación libre es un arma de doble filo. Puede ser una gran manera de revitalizar una obra anterior e imprimirle tu estilo, pero si el resultado difiere mucho de su fuente, queda la pregunta de para qué hacer la adaptación en lugar de haber optado por algo totalmente original. Esto me pregunté hace un tiempo, cuando vi Alice in Wonderland (2010), de Tim Burton; también el año pasado, con Maleficent (2014) –por cierto, ambas fueron escritas por Linda Woolverton–, y me lo pregunté también desde que vi el primer tráiler de Los 4 fantásticos.

Ahora que finalmente he visto la película, he ratificado todos mis temores. Si les cambiáramos el nombre a los personajes antes de que manifiesten sus poderes, nadie se daría cuenta de que estamos ante una adaptación de Los 4 Fantásticos porque no tiene mucho que ver con su fuente. Esto, en general, no debería sorprender. Kate Mara reveló hace un año que el director, Josh Trank (Chronicle, 2012), le dijo al reparto que no tenía caso que leyeran el cómic porque no iban a adaptar alguna historia en particular. Trank tomó parte de la premisa de Ultimate Fantastic Four, cómic en el que en lugar de obtener sus poderes viajando al espacio, el cuarteto los obtiene tras realizar un viaje interdimensional. Pero nada más. Lamentablemente esto es la única similitud que hay entre ambas obras. Y digo que es lamentable porque uno de los mayores riesgos de hacer una adaptación que no es para nada fiel a su fuente es enfurecer a los fanáticos de la fuente original.

También es cierto que Los 4 fantásticos ha sido mal recibida porque aunque pudo haber sido una buena cinta de ciencia ficción, se le agregaron, con las costuras por fuera, elementos de una historia de superhéroes y se le disfrazó de Los 4 Fantásticos. Esta es la mayor tragedia. De no haberse tratado de una adaptación de la primera familia de Marvel, hubiéramos tenido una interesante ciencia ficción con reminiscencias a Solaris (1961), el libro de Stanislaw Lem, y por ende a la adaptación fílmica de Tarkovsky, así como a la historia Case and The Dreamer (1974), del escritor Theodore Sturgeon, y Alguien mora en el viento (1959), la novela que Hugo Correa dejó inédita al morir. En realidad, sí hay una buena película, al menos en parte, antes de que se meta con calzador la trama de superhéroes.

Los científicos intentan explorar otra dimensión para encontrar los recursos energéticos que pronto harán falta en la tierra. Al igual que en las tres narraciones mencionadas arriba, se muestra la incapacidad del ser humano para comprender la vastedad del Universo. Las inteligencias cósmicas representadas como planetas vivientes son simbolizadas aquí por el Planeta Cero, el lugar que los protagonistas visitan en otra dimensión. Como suele ocurrir en la ciencia ficción, el objetivo de los personajes es lograr este viaje. Al llegar y explorar el territorio alienígena, el hombre intenta comprender lo inasible y, como con toda hibris, la consecuencia de esta desmesura es la caída del perpetrador. En este caso, Victor (Toby Kebbell) intenta tocar la energía palpitante del planeta, lo que desemboca en que él mismo se defienda y el explorador quede atrapado en este espacio lejano. La idea que se establece en un inicio sobre el carácter autodestructivo del ser humano, primero en su planeta y ahora en otros mundos, es trivializada cuando se usa como una de las razones para justificar la transformación de Victor en villano. Con este vuelco narrativo, el motivo del planeta consciente acaba como una mera coartada de la transformación en Dr. Doom. Es decir, cualquier profundidad que pudo haber tenido la película fue aplanada por los superhéroes.

Incluso cuando los miembros del cuarteto obtienen sus poderes, nos encontramos con un body horror que hará pensar a más de uno en la obra de David Cronenberg, como en su remake de The Fly (1986). Como en otras versiones, las transformaciones son aleatoreas. Aquí ocurren dependiendo de la situación en la que estaban las personajes cuando se transportaron: Johnny (Michael B. Jordan) estaba siendo quemado vivo; Ben (Jamie Bell), aplastado por unas rocas; Sue (Mara) fue alcanzada por una onda y, como esta, se volvió invisible, y Reed (Miles Teller) tenía un brazo atrapado en los escombros y, al tratar de liberarse, su brazo se estiró. Con Reed se explota al máximo el horror corporal; vemos su reacción ante la mutación de sus extremidades estiradas al máximo, inmóviles y a la merced de los científicos que lo analizan cual fenómeno de la naturaleza. Claro que todo esto se demerita cuando el gobierno se concentra en las utilidades militares de estos poderes.

Spoiler Alert

No hay manera de disimular que la presencia en la exploración del personaje de Ben Grimm, La Mole, quien carece de cualquier habilidad científica o entrenamiento que justifique su presencia en la misión, las escenas de acción, el hecho de que Sue obtenga poderes a pesar de no haber viajado con ellos, la dinámica que tienen como equipo de héroes, los trajes, el que Doom se vuelva un villano, el enfrentamiento con él y su inevitable muerte, así como el que al final el gobierno les dé una base de operaciones y que busquen ponerse un nombre como equipo, aunque sólo se insinúe que será Los 4 Fantásticos, son elementos que fueron agregados para que la película se ajustara, aunque a la fuerza, al esquema de una cinta de superhéroes. Josh Trank dio a entender en un tweet reciente (que borró) que todo esto fue agregado por el estudio como un esfuerzo desesperado para que la película vendiera y se pudiera iniciar una franquicia, como lo lograron con los X-Men: “Hace un año, yo tenía una versión fantástica de esto. Y hubiera obtenido muy buenas críticas. Probablemente nunca la verán. Ésa es la realidad”. Nadie puede asegurar que esa cinta que no sucedió hubiera sido alabada por la crítica, pero probablemente sí hubiéramos recibido una película con un tono más consistente y sin tantos parches.

Fin del Spoiler

Queda esperar a ver si el camino de este grupo de héroes será rectificado en la secuela que se había prometido para el 2017 o en un nuevo reboot en un futuro lejano. Por el momento, la única certeza es que Josh Trank debe alejarse de las franquicias y solo así tal vez algún día nos entregue la excelente película de ciencia ficción que esto pudo haber sido, y quizá lo fue… en otra dimensión.

 

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
EN PANTALLA
Misión: Imposible - Nación Secreta
SIGUIENTE
EN PANTALLA
Under the Skin
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


PELICOMICS
Pelicómics 101


NOTAS
Seminario ‘Cine de realidad’, impartido...


EN PANTALLA
Siete instantes
 
 
 
COMENTARIOS
 

CALIFICACIÓN DE LA GENTE:
5 personas han votado


 
RECOMENDAMOS
 
 
 
 
 
enfilme © 2020 todos los derechos reservados | Aviso de privacidad