Reseña, crítica Los hombres que no amaban a las mujeres - ENFILME.COM
if ($skins_show == "0") {?>
RESEÑAS >   EN PANTALLA
 
FICHA TÉCNICA
Män som hatar kvinnor
Los hombres que no amaban a las mujeres
 
Suecia/Alemania/Dinamarca
2009
 
Director:
Nikolaj Arcel
 
Con:
Michael Nyqvist, Noomi Rapace, Lena Endre
 
Guión:
Nikolaj Arcel, Rasmus Heisterberg
 
Duración:
152 min.
 

 
Los hombres que no amaban a las mujeres
Publicado el 10 - Oct - 2011
 
 
El filme Los hombres que no amaban a las mujeres está basado en el primer volumen de la aclamada serie de libros del sueco Stieg Larsson (1954-2004), Millennium. - ENFILME.COM
 

Psicología sueca en pantalla

Por Ana Portilla

El filme Los hombres que no amaban a las mujeres está basado en el primer volumen de la aclamada serie de libros del sueco Stieg Larsson (1954-2004), Millennium. Estos son thrillers psicológicos que han captado la atención de más de veinte millones de personas en 41 países y miles más a través del formato virtual. Dada la abrupta vida de su recién fallecido autor, podría decirse que se trata de una serie basada en eventos autobiográficos.

La versión fílmica de la primera entrega ha sido recreada en Suecia por el director danés Niels Arden Oplev, y cuenta con un sólido elenco. Como toda adaptación, existen varios detalles dejados a un lado, sobre todo por tratarse de un libro extenso, aunque se han conservado los momentos climáticos. La fotografía sitúa al espectador en una Suecia típica, con sus fríos paisajes retratados de manera sencilla y elegante.

En esta primera historia, Mikael Blomkvist, famoso periodista de la revista Millennium, especializado en crímenes bancarios y empresariales, publica una nota que le es imposible sustentar con fuentes fidedignas ante la corte. El suceso obliga a Mikael a cumplir una sentencia bajo vigilancia por algunos meses. Es entonces que un señor de apellido Vanger lo contacta para sacar provecho de su talento y tratar de resolver el caso de la desaparición de su sobrina Harriet, ocurrido más de cuarenta años atrás. En el proceso, Mikael se cruza con la agresiva hacker Lizbeth Salander, la mujer del tatuaje de dragón.

El título de la película y del libro suecos se traduce literalmente como “hombres que odian mujeres”. El feminismo que tanto éste como el contenido de la obra ostentan puede explicarse a través de la historia personal de su autor.

En una entrevista publicada por el periódico español El País, Eva Gabrielsson, la fiel compañera de Larsson, cuenta que "[a] los 14 años […] Stieg fue testigo de la violación de una chica por parte de sus amigos. Días más tarde se la cruzó por la calle y se le acercó a pedirle perdón por no haberlo evitado; ella le rechazó. Siempre se sintió culpable. Le marcó y quizá por eso…”

Esta cita podría explicar la intensión de Larsson por erigirse, en sus libros, como defensor de las mujeres; Arden, el director de la película, lo recrea con especial fidelidad. No es del todo desconocida la forma en que los ideales nazis echaron raíces en la sociedad sueca. Y por eso hay que tener cuidado con la historia que esconde la familia Vanger. Larsson retoma el tema en esta saga para seguir luchando contra estos ideales; pues sus vivencias lo llevaron a ser un escritor y periodista cuyo trabajo muestra una fuerte oposición al racismo, la violencia y el nazismo.

La familia Vanger, aunque llena de tormentos, mentiras y misterios, aparenta ser digna de respeto y poder, tanto económico como social. Entre sus miembros se encuentran psicologías totalmente dispares, como los nazis y los antinazis. Los personajes nos hacen ver que no existe una línea entre el bien y el mal, y por lo tanto no existe el perdón. Están construidos de tal forma que todo acto violento se justifica con un argumento de su pasado. Lo mismo sucede con Lisbeth Salander, cuyos recuerdos de maltrato, que regresan a su memoria constantemente, explican su personalidad arisca y agresiva. Blomkvist revela las complejidades psicológicas de la familia a través de sus habilidades como investigador, pero también del contraste que surge a partir de su personalidad tan recta e idealista, con el resto de los Vanger. El espectador no podrá sentir compasión por estos últimos, pero sí podrá entender su violenta mentalidad, y conocer mejor la situación de la sociedad sueca, como alguna vez lo quiso Larsson.

Así como su personaje Mikael Blomkvist, en 1995, Larsson creó una revista llamada Expo. Duró menos de tres años, pues ocho compañeros suyos fueron asesinados. Larsson vivió gran parte de su vida con las cortinas de su casa siempre cerradas, él y Eva nunca se exponían y por mismas razones nunca se casaron.

A sus 50 años Larsson muere de un infarto en el corazón. Tomaba café y fumaba excesivamente (casi tres cajetillas diarias), y siempre vivió amenazado. Incluso, en el 2000, escribió un libro, Óverleva Deadline, con instrucciones sobre cómo protegerse contra las amenazas periodísticas. Quizá muchas de esas enseñanzas las aporta Lisbeth Salander en la historia. Su herencia hasta ahora sigue en disputa entre el padre y el hermano Larsson, y la viuda Eva Gabrielsson. Así, como en sus novelas, el final de su vida fue turbio y con complicaciones familiares.

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
EN PANTALLA
El asesino dentro de mi
SIGUIENTE
EN PANTALLA
El retrato de Dorian Gray
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


CARTELERA
El hombre de acero


EN PANTALLA
Mentiras mortales


NOTAS
Video: 'The Thing' y su storyboard...
 
 
 
COMENTARIOS
 

CALIFICACIÓN DE LA GENTE:
3 personas han votado


 
RECOMENDAMOS
 
 
 
 
 
enfilme © 2020 todos los derechos reservados | Aviso de privacidad