Reseña, crítica Misión: Imposible - Nación Secreta - ENFILME.COM
if ($skins_show == "0") {?>
RESEÑAS >   EN PANTALLA
 
FICHA TÉCNICA
Mission: Impossible - Rogue Nation
Misión: Imposible - Nación Secreta
 
Estados Unidos
2015
 
Director:
Christopher McQuarrie
 
Con:
Tom Cruise, Jeremy Renner, Simon Pegg, Rebecca Ferguson, Sean Harris
 
Guión:
Christopher McQuarrie
 
Fotografía:
Robert Elswit
 
Edición:
Eddie Hamilton
 
Música
Joe Kraemer
 
Duración:
131 min.
 

 
Misión: Imposible - Nación Secreta
Publicado el 01 - Ago - 2015
 
 
  • Reseña: El reto para 'Misión: Imposible', al igual que para otras franquicias, es aumentar las expectativas en cada entrega con nuevas sorpresas. 'Nación secreta' (2015) padece la repetición de una fórmula, pero el director, Christopher McQuarrie, aunque no puede deslindarse por completo de la construcción estereotipada de la franquicia, logra salir avante imaginando y edificando el filme más como un thriller de espionaje que como una película de acción convencional. El cineasta parece haber encontrado un lugar cómodo para jugar con las fórmulas genéricas y proponer algunos elementos novedosos.  - ENFILME.COM
  • Reseña: El reto para 'Misión: Imposible', al igual que para otras franquicias, es aumentar las expectativas en cada entrega con nuevas sorpresas. 'Nación secreta' (2015) padece la repetición de una fórmula, pero el director, Christopher McQuarrie, aunque no puede deslindarse por completo de la construcción estereotipada de la franquicia, logra salir avante imaginando y edificando el filme más como un thriller de espionaje que como una película de acción convencional. El cineasta parece haber encontrado un lugar cómodo para jugar con las fórmulas genéricas y proponer algunos elementos novedosos.  - ENFILME.COM
  • Reseña: El reto para 'Misión: Imposible', al igual que para otras franquicias, es aumentar las expectativas en cada entrega con nuevas sorpresas. 'Nación secreta' (2015) padece la repetición de una fórmula, pero el director, Christopher McQuarrie, aunque no puede deslindarse por completo de la construcción estereotipada de la franquicia, logra salir avante imaginando y edificando el filme más como un thriller de espionaje que como una película de acción convencional. El cineasta parece haber encontrado un lugar cómodo para jugar con las fórmulas genéricas y proponer algunos elementos novedosos.  - ENFILME.COM
  • Reseña: El reto para 'Misión: Imposible', al igual que para otras franquicias, es aumentar las expectativas en cada entrega con nuevas sorpresas. 'Nación secreta' (2015) padece la repetición de una fórmula, pero el director, Christopher McQuarrie, aunque no puede deslindarse por completo de la construcción estereotipada de la franquicia, logra salir avante imaginando y edificando el filme más como un thriller de espionaje que como una película de acción convencional. El cineasta parece haber encontrado un lugar cómodo para jugar con las fórmulas genéricas y proponer algunos elementos novedosos.  - ENFILME.COM
  • Reseña: El reto para 'Misión: Imposible', al igual que para otras franquicias, es aumentar las expectativas en cada entrega con nuevas sorpresas. 'Nación secreta' (2015) padece la repetición de una fórmula, pero el director, Christopher McQuarrie, aunque no puede deslindarse por completo de la construcción estereotipada de la franquicia, logra salir avante imaginando y edificando el filme más como un thriller de espionaje que como una película de acción convencional. El cineasta parece haber encontrado un lugar cómodo para jugar con las fórmulas genéricas y proponer algunos elementos novedosos.  - ENFILME.COM
  • Reseña: El reto para 'Misión: Imposible', al igual que para otras franquicias, es aumentar las expectativas en cada entrega con nuevas sorpresas. 'Nación secreta' (2015) padece la repetición de una fórmula, pero el director, Christopher McQuarrie, aunque no puede deslindarse por completo de la construcción estereotipada de la franquicia, logra salir avante imaginando y edificando el filme más como un thriller de espionaje que como una película de acción convencional. El cineasta parece haber encontrado un lugar cómodo para jugar con las fórmulas genéricas y proponer algunos elementos novedosos.  - ENFILME.COM
  • Reseña: El reto para 'Misión: Imposible', al igual que para otras franquicias, es aumentar las expectativas en cada entrega con nuevas sorpresas. 'Nación secreta' (2015) padece la repetición de una fórmula, pero el director, Christopher McQuarrie, aunque no puede deslindarse por completo de la construcción estereotipada de la franquicia, logra salir avante imaginando y edificando el filme más como un thriller de espionaje que como una película de acción convencional. El cineasta parece haber encontrado un lugar cómodo para jugar con las fórmulas genéricas y proponer algunos elementos novedosos.  - ENFILME.COM
  • Reseña: El reto para 'Misión: Imposible', al igual que para otras franquicias, es aumentar las expectativas en cada entrega con nuevas sorpresas. 'Nación secreta' (2015) padece la repetición de una fórmula, pero el director, Christopher McQuarrie, aunque no puede deslindarse por completo de la construcción estereotipada de la franquicia, logra salir avante imaginando y edificando el filme más como un thriller de espionaje que como una película de acción convencional. El cineasta parece haber encontrado un lugar cómodo para jugar con las fórmulas genéricas y proponer algunos elementos novedosos.  - ENFILME.COM
  • Reseña: El reto para 'Misión: Imposible', al igual que para otras franquicias, es aumentar las expectativas en cada entrega con nuevas sorpresas. 'Nación secreta' (2015) padece la repetición de una fórmula, pero el director, Christopher McQuarrie, aunque no puede deslindarse por completo de la construcción estereotipada de la franquicia, logra salir avante imaginando y edificando el filme más como un thriller de espionaje que como una película de acción convencional. El cineasta parece haber encontrado un lugar cómodo para jugar con las fórmulas genéricas y proponer algunos elementos novedosos.  - ENFILME.COM
 
por Luis Fernando Galván

Tom Cruise vuelve a interpretar su papel de espía y superagente en Nación secreta (Rogue Nation, 2015), la quinta entrega de la frenética franquicia de acción, Misión: Imposible, esta vez dirigida por el guionista convertido en director, Christopher McQuarrie, quien trabajó con el actor en Valkiria (2008), Jack Reacher (2012) y Al filo del mañana (2014). El éxito derivado de esta saga se debe, quizá, a tres importantes factores que, cuando son bien conjugados, ofrecen emoción y entretenimiento de calidad al espectador. En primer lugar, destaca el compromiso y la intensidad con que Tom Cruise sigue desplegando su condición física para ejecutar todas las secuencias de acción sin la ayuda de algún doble. El otro factor consiste en las intrigas y juegos que se desprenden del espionaje; el uso de la desorientación, las reversiones y las dinámicas de las apariencias y máscaras de los personajes generan gran expectativa en el espectador hasta el final del relato. Y en último lugar, Misión imposible ofrece una serie de cálculos y circunstancias que los personajes deben ejecutar para que todas esas tareas irrealizables sean llevadas acabo de manera exitosa; la rapidez con la que se pronuncian los diálogos cuando se planea la resolución de alguna de las misiones es un truco para que no nos demos cuenta que lo que se plantea es humanamente imposible de realizar.

Aunque resulta útil el conocimiento superficial de las entregas anteriores, particularmente algunos sucesos narrados en Protocolo fantasma (2011), los recién llegados pueden entrar en Nación secreta sin mayores complicaciones.  La agencia de inteligencia del gobierno de Estados Unidos, FMI (Fuerza de Misiones Imposibles), encabezada por Ethan Hunt (Tom Cruise), se infiltra en un aeropuerto de Minsk, Bielorrusia, para impedir la salida de un cargamento de armas químicas. Con la ayuda de sus fieles colaboradores, Benji (Simon Pegg), Luther (Ving Rhames) y Brandt (Jeremy Renner), Hunt logra exitosamente cumplir con la misión. Sin embargo la FMI es denunciada por el jefe de la CIA, Alan Hunley (Alec Baldwin), quien,  convencido de que esta organización es la responsable de una serie de incidentes internacionales que desestabilizan la geopolítica mundial y provocan las crisis financieras mediante golpes de estado en países tercermundistas, busca disolver la agencia debido a su comportamiento temerario y sus riesgosos mecanismos de operación; después de un juicio, la FMI se ve obligada a cerrar. De manera clandestina y con el nulo apoyo de las autoridades estadounidenses, Ethan y sus compañeros deben enfrentarse al Sindicato, un grupo multinacional de exagentes y espías, liderado por Solomon Lane (Sean Harris), que ha optado por la anarquía y el terrorismo como estrategias para darle solución a los problemas económicos, políticos y sociales del mundo contemporáneo.

El reto para Misión: Imposible, al igual que para otras franquicias de larga duración, es aumentar las expectativas en cada entrega con nuevas sorpresas. Nación secreta padece la repetición de una fórmula: una vez más, el futuro de la FMI se ve amenazado, mientras que Ethan vuelve a asumir una misión que parece, así es, imposible. Pero McQuarrie, aunque no puede deslindarse por completo de la construcción estereotipada de la franquicia, logra salir avante imaginando y edificando el filme más como un thriller de espionaje que como una película de acción convencional. El director parece haber encontrado un lugar cómodo para jugar con las fórmulas genéricas y proponer algunos elementos novedosos. McQuarrie busca infundirle a la historia una dosis de cansancio existencial a su protagonista; hay momentos en los que Ethan preferiría actuar solo y, en otros instantes, el héroe se ve acongojado, no por la difícil tarea que se le aproxima, sino porque probablemente sea la última misión en la que participe. Sin embargo, McQuarrie opta por no desarrollar esta complejidad del personaje pues, a fin de cuentas, la saga de acción también se ha caracterizado por permanecer lejos de las sofisticadas e intrincadas atmósferas que se respiran en las novelas de John Le Carré. Ethan nunca ha sido un personaje particularmente complejo, y en Nación secreta él sigue siendo una figura resistente, heroica y ligeramente opaca. Pero esto sigue sin ser un problema para el desarrollo del filme; Cruise interpreta su papel con intensidad, gracia atlética, fuerza corporal y un toque de humor. A los 53 años, el actor se aferra a su entusiasmo juvenil y a su espíritu temerario. Y aunque la película no se cansa de recordarnos qué tan hábil es el agente Hunt, no se percibe como un mero proyecto de vanidad para Cruise.

Como resultado, esta nueva película representa una fusión de los mejores elementos de la franquicia: la trama es laberíntica –pero no impenetrable– similar a la primera Misión: Imposible; las imponentes secuencias de acción, a pesar de que muchas de éstas se sienten algo trilladas, también sirven como homenaje a los filmes predecesores. Por ejemplo, las persecuciones a pie en las calles de Londres recuerdan aquellas que sucedían en Praga en Misión: Imposible (1996), dirigida por Brian De Palma, o los salvajes recorridos en terrenos desérticos, a bordo de las motocicletas, son una especie de reflejo del trabajo de John Woo en Misión: Imposible II (2000). McQuarrie y su equipo de producción consiguen elegantes coreografías –capturadas por la lente del talentoso cinefotógrafo, Robert Elswit (There Will Be Blood, 2007; Inherent Vice, 2014)– donde se evidencia un estudio detallado de los espacios en los que se despliegan las acciones. En particular, destaca la secuencia de apertura del filme, en donde Cruise es colgado en la ladera de un avión de remolque. También, el filme no duda en rendirle homenaje al atentado de The Man Who Knew Too Much (Dir. Alfred Hitchcock, 1956), sólo que aquí, en lugar de vivir la intriga al interior del Royal Albert Hall, el suspenso se traslada a la Ópera Estatal de Viena, donde dos terroristas buscan asesinar al canciller de Austria mientras él disfruta de la puesta en escena de Turandot.

Al igual que las películas de James Bond, Misión: Imposible puede llegar a medirse no sólo por las habilidades de sus héroes, sino también por la fuerza de sus villanos y los intereses amorosos del protagonista. Nación secreta carece de la intensa presencia física del villano; aunque Solomon Lane es un hombre perverso y aparece a cuadro en varios momentos para intimidar a sus enemigos mediante el lenguaje, rara vez lo vemos en acción física en contra de Ethan. Por otra parte, el filme, curiosamente, no hace mención de Julia, la esposa de Ethan, interpretada por Michelle Monaghan en la tercera y cuarta parte de la saga. En su lugar, McQuarrie introduce un nuevo y formidable personaje: Isla Faust (Rebecca Ferguson), una bella y temeraria mujer que oscila entre las fuerzas del bien y del mal, cuyo sentido de lealtad está en riesgo de ser desmoronado. Ella se coloca un paso adelante respecto a los personajes femeninos habituales de la franquicia porque no se ve obligada a navegar en un romance forzado e innecesario con el protagonista. Nación secreta no se concentra únicamente en la manera en que Ethan desentraña las verdaderas motivaciones de Ilsa, sino que también hay una interesante dinámica de cómo trabaja la conciliación y la desconfianza en los seres humanos. No hay escenas de amor entre los dos personajes, pero McQuarrie enfatiza el sentido de que son almas gemelas solitarias; estos agentes de élite reconocen que nunca se sentirán seguros y que no pueden confiar por completo en nadie más.

La tensión que propone el filme produce satisfacción. Nación secreta no decepciona y tampoco muestra signos de tedio; la saga ya ha recorrido un largo camino con trucos físicamente atrevidos y desafiantes que ofrecen emoción y diversión, pero que difícilmente forman parte de una narración inventiva y memorable. A final de cuentas, las hazañas de Hunt están muy lejos de las capacidades reales de la mayoría de nosotros. Antes de que el desgaste se perciba, ahora es el momento oportuno para pensar en la jubilación y preparar una última entrega, una digna despedida.

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
EN PANTALLA
Sightseers
SIGUIENTE
EN PANTALLA
Los 4 fantásticos
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


EN PANTALLA
Amigos con derechos


EN PANTALLA
Los juegos del hambre: Sinsajo - Parte 1


CARTELERA
Captain Phillips
 
 
 
COMENTARIOS
 

CALIFICACIÓN DE LA GENTE:
2 personas han votado


 
RECOMENDAMOS
  • César Chávez
    El actor mexicano, Diego Luna, incursiona por tercera ocasión como director con César Chávez (2014), filme que...
  • Kornél Mundruczó
    Entrevista con  Kornél Mundruczó, director de Hagen y yo: "Así es que para mí eso es lo que el cine hace...
  • 5 recomendaciones de Amat...
    En un intento por hacer más amable y llevadero el #QuédateEnCasa, el equipo de EnFilme se dio a la tarea de contactar -a...
  • Las mejores películas de...
    En este tipo de listados, habitualmente sólo contemplábamos las salas cinematográficas como espacios de exhibición, pero...
  • Las mejores películas...
    Como en años anteriores, realizamos una encuesta en la que nuestros lectores votaron por su película favorita del año.
  • Cinco joyas cinematográficas...
    Estos meses de encierro nos han permitido regresar a varias obras esenciales de la cinematografía mundial, todas ellas disponibles en MUBI.
  • Vota por la mejor película...
    Como cada año, te invitamos a participar en nuestra lista de los mejores filmes estrenados en México.
  • El músico Nils Frahm...
    El filme «Tripping with Nils Frahm» se encuentra disponible, en exclusiva, en MUBI desde principios de diciembre.
  • Peter Strickland escribe...
    El filme se exhibe de manera exclusiva en MUBI como parte del ciclo «Luminarias».
  • 10 formidables documentales...
    Obras que sirven para comprender no sólo el papel de la mujer en la industria cinematográfica a partir del acto de dirigir, sino...
 
 
 
 
 
enfilme © 2021 todos los derechos reservados | Aviso de privacidad