Reseña, crítica Operación Skyfall - ENFILME.COM
if ($skins_show == "0") {?>
RESEÑAS >   EN PANTALLA
 
FICHA TÉCNICA
Skyfall
Operación Skyfall
 
Reino Unido, EE.UU
2012
 
Director:
Sam Mendes
 
Con:
Daniel Craig, Javier Bardem, Naomie Harris, Bérénice Marlohe, Albert Finney, Judi Dench
 
Guión:
Neal Purvis, Robert Wade, John Logan
 
Fotografía:
Roger Deakins
 
Edición:
Stuart Baird Duración:
143 min
 

 
Operación Skyfall
Publicado el 02 - Nov - 2012
 
 
El espía más famoso de Inglaterra cumple cincuenta años y los celebra con una película que pretende actualizar a la franquicia, a la vez que rinde homenaje a las cualidades imperecederas de su pasado - ENFILME.COM
 
por Enrique Sánchez

El espía más famoso de Inglaterra cumple cincuenta años y los celebra con una película que pretende actualizar a la franquicia, a la vez que rinde homenaje a las cualidades imperecederas de su pasado. Los fanáticos no tienen nada que temer: Skyfall es la película número 23, y en este punto es obvio que nadie se atreverá a omitir los autos de lujo, las armas, las mujeres y los martinis. Hace unos días se corrió el rumor de que Idris Elba podría ser el siguiente en interpretar a James Bond, y la noticia causó furor en todos lados –como si fuera un sacrilegio que un hombre de color interpretara al espía inglés–. Pero aunque la fórmula Bond ha demostrado ser una mina de oro muy efectiva, esto no siempre es una virtud a nivel artístico.

Siguiendo la tradición, Skyfall comienza con una secuencia de acción tan ajetreada que bien podría ser el desenlace de la película. En ella vemos al agente 007 (Craig) y a su compañera Eve (Harris) en una misión en Turquía, en donde tratan de alcanzar a un ladrón que acaba de robar una lista con las identidades de varios agentes encubiertos. La persecución abarca calles, casas y techos, y culmina abordo de un tren. Desde un principio es evidente que para Sam Mendes –ese director británico que en 1999 le mostró al mundo su meticulosidad escénica con Belleza americana– las secuencias de acción merecen ser trabajadas con la misma seriedad que aquéllas que dependen del drama.

El prólogo concluye con la caída de Bond desde el tren hacía un río, y entonces los créditos aparecen con una secuencia animada que tiene de fondo el tema musical de la película, interpretado por la cantante británica,Adele. La secuencia musicalizada –que dura apenas un par de minutos– resume el tema de la película, y aunque sería una exageración afirmar que éste es el momento más disfrutable de Skyfall, no cabe duda que sí es uno de los más sobresalientes (cada quien tendrá que decidir si esto es una virtud o un defecto). Y es que hay algo que no sería correcto disimular al hablar sobre la película: el valor de Skyfall se encuentra no tanto en la reiterativa fórmula de la franquicia, sino en la virtuosidad de su director y –tampoco sería correcto omitirlo– en las actuaciones de Javier Bardem yJudi Dench.

Gran parte del primer acto está dedicado a preparar el terreno para la aparición de Bardem como el villano, y a mostrar a Bond como un hombre que se acerca a la edad en la que deberá de cambiar las misiones por el trabajo de oficina. Entre la caída de Bond y la aparición de Bardem, el espía intentará recuperar la lista robada, y es aquí donde sucede todo aquello que debe aparecer en un filme del 007: las mujeres, el equipamiento, los martinis y el desafío a la autoridad. También nos encontramos con la singular capacidad del espía para escapar de situaciones imposibles y –cuando lo requiere la trama– de ser capturado en otras tantas como si fuera un novato.

El momento esperado llega cuando Bond se encuentra a merced de los terroristas, amarrado a una silla en el extremo de un cuarto gigantesco que Mendes mandó construir especialmente para esta escena. Casi se pueden escuchar las trompetas cuando Bardem sale caminando de un elevador, con su pelo pintado de amarillo y vistiendo un traje impecable como el que usa cualquier terrorista exitoso (o esto es lo que nos han hecho creer este tipo de películas). En una toma excepcional, se acerca lentamente a Bond, relatando con los pasos medidos una anécdota sobre ratas atrapadas en un barril, la cual termina de contar justo en el momento en que llega frente al espía. Su nombre es Raoul Silva y no necesita más de dos minutos en pantalla para demostrar que su talento está a la altura del gran Bond (¿o será que en realidad se trata de Bardem luciéndose frente a Craig?). Hace muchos años, según cuenta Silva, el terrorista fue el espía favorito de M (Dench), la férrea directora del Servicio de Inteligencia Secreto, y su transformación en villano ocurrió luego de una misión en donde casi pierde la vida.

Aquí nos encontramos con el que quizás sea el único giro temático que distingue a Skyfall de sus predecesoras: la figura de M, que se consagra como una mujer que dispone a su conveniencia de los hombres que están a su servicio (a esta imagen contribuye el hecho de que Judi Dench haya interpretado a la Reina Isabel I tanto en cine como en teatro). Sam Mendes ha declarado que para dirigir Skyfall se inspiró en la trilogía de Batman deChristopher Nolan, y ciertamente vemos aquí el mismo dilema que en The Dark Knight Rises: dos huérfanos que tratan de poner en alto el orgullo de sus padres ausentes, y que en su pelea se llevan al mundo entre las patas.

Mendes se propone mostrar escenarios realistas, pero se ve limitado por los requisitos inalterables de la fórmula. En una escena, por ejemplo, vemos a M en un cuarto lleno de ataúdes con la bandera de Inglaterra, y en un principio esto parece una deliberada muestra de respeto solemne, como si la muerte en realidad fuera a significar algo en esta película de acción. Pasan los minutos, y Bond se lamenta por el whisky derramado luego de que una mujer con la que se acaba de acostar es ejecutada frente a sus ojos al estilo Guillermo Tell.

La película se redime hacia el final gracias a un tercer acto que cuenta con escenarios magistrales en un campo neblinoso de Escocia, la actuación deAlbert Finney como un guardabosque de la familia Bond, y el acercamiento cauteloso de Bond y M como dos familiares que se han mantenido distantes toda la vida, y que ahora ven con temor la posibilidad de separarse. Es también aquí donde Mendes comete el gran error de despojar al personaje de Bardem de todo su atractivo inicial, para encasillarlo dentro de las convenciones requeridas de un "villano Bond".

Nadie puede dudar que la fórmula Bond sigue dando resultado, pero Skyfallsimplemente prometía ser mucho más. Con toda su excesiva publicidad, la cinta se estrena convenientemente en el aniversario 50 del personaje, y aunque Mendes se atreve a explorar terrenos nuevos para la franquicia, lo hace desde la lejanía, en una zona de confort que le dará lo mismo a los que han pedido lo mismo durante tantos años. Judi Dench lo deja más claro que cualquier crítico cuando su personaje recita un fragmento del poema Ulises,de Alfred Tennyson, que no es sino una alabanza del héroe griego que abandonó su casa, a su esposa e hijo, para ir a pelear, emborracharse y acostarse con otras mujeres de manera ininterrumpida durante veinte años.

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
EN PANTALLA
Post Tenebras Lux
SIGUIENTE
EN PANTALLA
Después de Lucía
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


NOTAS
De cómo el cine se volvió negro


A ESCALA
Dog Food


NOTAS
Video. Los orígenes del sonido: una...
 
 
 
COMENTARIOS
 

CALIFICACIÓN DE LA GENTE:
0 personas han votado


 
RECOMENDAMOS
  • High Life
    Reseña: Es una película de pasiones e instintos, de impulsos, de cuerpos torturados por el dolor y el vértigo del deseo,...
  • Joanna Hogg
    Entrevista: "Sin revelar mucho sobre la película, hay un cierto punto donde yo veo a ella casándose con la casa": Joanna Hogg
  • Cuentos de la luna vaga...
    En Ugetsu Monogatari, lo lírico y lo onírico se funden convirtiéndose en una especie de refugio frente al presagio...
  • Los 100 mejores filmes en lo...
    No hay exactamente abundancia de filmes latinoamericanos en la lista, ni mucho menos.
  • Había una vez en Hollywood
    Reseña: Quentin Tarantino es una de las anomalías más seductoras del sistema de Hollywood y del cine estadounidense. No fue a...
  • Boyhood: Momentos de una vida
    Reseña: Richard Linklater ha cuajado una obra suprema materializando una de las abstracciones que le resultan más elusivas al hombre:...
  • Alfonso y Jonás Cuarón
    Alfonso y Jonás Cuarón visitaron el país para presentar Gravity (2013), cinta donde más que padre e hijo, se trataron...
  • Secuelas del 9/11 (fuera de...
    En el TOP 10 más triste jamás hecho por nosotros, exploramos como la vida cambió, para mal, alrededor del mundo.
  • Entrevista con Tom Cowan (The...
    Tom Cowan (The Horrors) nos platicó sobre cine, sobre música y sobre Londres, en Londres.
  • 57 BFI London Film Festival
    Del 9 al 20 de octubre. Londres. Crónica escrita y en video.
 
 
 
 
 
enfilme © 2019 todos los derechos reservados | Aviso de privacidad