Reseña, crítica X Men: primera generación - ENFILME.COM
if ($skins_show == "0") {?>
RESEÑAS >   EN PANTALLA
 
FICHA TÉCNICA
X Men: First Class
X Men: primera generación
 
EE.UU.
2011
 
Director:
Matthew Vaughn
 
Con:
James McAvoy, Michael Fassbender, Kevin Bacon
 
Guión:
Ashle Zack Stentz, Jane Goldman, Matthew Vaughn
 
Fotografía:
John Mathieson
 
Edición:
Eddie Hamilton, Lee Smith Duración:
132 min.
 

 
X Men: primera generación
Publicado el 10 - Jul - 2011
 
 
Esta precuela se ambienta en la década de 1960 (los personajes de Stan Lee y Jack Kirby aparecieron en 1963, para Marvel, como una respuesta a los héroes totales de DC, de psicologías complejas ?como la de Batman? o sencillas ?como la de Superman? pero inmutables) - ENFILME.COM
 

Por Guillermo Núñez Jáuregui (@guillermoinj)

X-Men: Primera generación retoma el espíritu de las películas de serie B de la década de 1950. Aunque, a diferencia de filmes que también lo hicieron en los setenta (Encuentros cercanos del tercer tipo, de 1977, o Alien, el octavo pasajero, de 1979), no se aleja de los estatutos del género de la ciencia ficción (hay escenas que calcan tropos conocidos, como el científico loco…), ni busca reinventarlo para llevarlo a otros públicos, pues está limitado por el universo que fue creado en entregas pasadas –dirigidas a un público familiar, acostumbrado a la comedia romántica o de acción, que ha hecho ya de la “franquicia” un blockbuster. Debe decirse, sin embargo, que esta nueva entrega posee guiños que rayan en lo oscuro (los peligros de los totalitarismos y el mal que crece saludablemente en la banalidad, especialmente) y destaca por encima del resto de la serie.

 Pongamos entre paréntesis el tema de cómo Hollywood maquila películas y crea “franquicias” retomando historias de cómics. Prestemos atención, mejor, a la ingente cantidad de películas de ciencia ficción de bajo presupuesto (aunque a menudo con creativos y sorprendentes efectos especiales) que se nutrieron a mediados del siglo XX del temor a un holocausto nuclear. Fue ese miedo, que resultó a menudo en un híbrido de ciencia ficción y horror, lo que daría pie a algunos de los comentarios políticos más atinados que pudieron realizarse desde los bajos fondos de la maquinaria hollywoodense de la década de 1950 (por ejemplo, la película de Don Siegel, La invasión de los usurpadores de cuerpos, de 1956, o El asombroso hombre creciente, de 1957, de Bert I. Gordon, sobre un militar que sobrevive a una exposición nuclear y que muta en un enorme hombre enloquecido).

De ambas vetas, desarrolladas hasta el cansancio en el cine de ciencia ficción (el temor a lo desconocido, ya sea el otro o una creación humana que se ha salido de control) surge la trama de X-Men: First Class, por no mencionar la relación entre la mutación y el advenimiento de la era nuclear que fue tratada también en clásicos literarios de la ciencia ficción mutante (especialmente la novela de Henry Kuttner y su mujer, C.L. Moore, Mutante, de 1953, que aquí viene a cuento por presentar a una sociedad de mutantes telépatas calvos…).

 Esta precuela se ambienta en la década de 1960 (los personajes de Stan Lee y Jack Kirby aparecieron en 1963, para Marvel, como una respuesta a los héroes totales de DC, de psicologías complejas –como la de Batman– o sencillas –como la de Superman– pero inmutables) en una realidad alternativa bastante similar a la ucronía planteada por Watchmen(1986-1987) de Alan Moore, donde la introducción de seres mutantes altera el curso político de la historia de la raza humana –específicamente, durante la crisis nuclear entre la antigua Unión Soviética y los Estados Unidos.

Así, este filme nos presenta los orígenes de los Hombres X, mutantes que deciden aliarse a causas humanas por razones variadas (la poca empatía que un mutante puede tener con un humano es también un eje central en la historia de Moore). Además de ser testigos del dominio que los mutantes deben ejercer sobre sus habilidades (un tema recurrente en las historias de superhéroes) para enfrentarse a un villano (Sebastián Shaw, interpretado por Kevin Bacon, que parece salido de un set de Ken Adam), Primera generación se sostiene en el desarrollo de la singular relación entre Eric Lensherr / Magneto (un impresionante Michael Fassbender) y Charles Xavier (un carismático James McAvoy).

Esta entrega continúa explorando el enfrentamiento entre mutantes que están ya sea a favor de la causa mutante, a favor de la causa humana o que buscan un punto medio (para ser los “hijos del átomo”, el sino de los mutantes parece ser la división entre ellos). Un divertido producto de entretenimiento que encuentra el balance entre una película para “fanáticos” (cameos incluidos) y una introducción a quienes no estén familiarizados con la serie.

 
COMPARTE:
 
ANTERIOR
EN PANTALLA
Los ojos de Julia
SIGUIENTE
EN PANTALLA
Temple de Acero
 
 
 
 
 
 
 
 
 
POST RELACIONADOS
 


EN PANTALLA
Metal y hueso


NOTAS
9 convocatorias del Fondo para el...


NOTAS
JL Godard compara a Stanley Kubrick con...
 
 
 
COMENTARIOS
 

CALIFICACIÓN DE LA GENTE:
0 personas han votado


 
RECOMENDAMOS
  • Tenemos la carne
    El arrebato fílmico de Emiliano Rocha Minter está lleno de furia, pero también de cinismo, hacia fuera pero igualmente hacia...
  • The Square: La farsa del arte
    Reseña: 'The Square' es muestra de la buena condición (poderosa y despiadada) en que se encuentra la creatividad de Ruben...
  • La grande bellezza
    Sorrentino amalgama sueños, recuerdos, fantasía, el presente y, en su caso, disparates simbólicos, haciéndolo de forma...
  • Edén
    Edén es el arco temporal que va de “Da Funk” a “Within”, dos sólidas columnas sobre las que descansa esta...
  • Leviathan
    Reseña: Leviathan es un filme demoledor. Un contundente ejemplo del poder expresivo del cine en su búsqueda por desentrañar...
  • Pawel Pawlikowski (Cold War)
    Entrevista: conversamos con el director polaco Pawel Pawlikowski sobre ‘Cold War’, el más reciente de sus filmes.
  • Los 11 filmes favoritos de...
    A nadie que conozca su obra extrañarán las elecciones del maestro polaco.
  • 5 recomendaciones de Amat...
    En un intento por hacer más amable y llevadero el #QuédateEnCasa, el equipo de EnFilme se dio a la tarea de contactar -a...
  • El libro de la vida (Diego...
    Con motivo del estreno de The Book Of Life, viajamos a...
  • Yo, Daniel Blake
    I, Daniel Blake de Ken Loach ganó en 2016 la Palma de Oro en Cannes. Lo analizamos.
 
 
 
 
 
enfilme © 2020 todos los derechos reservados | Aviso de privacidad