ARCHIVO SOUNDTRACK - ENFILME.COM
if ($skins_show == "0") {?>
RESEÑAS >   SOUNDTRACK
 
El dos veces nominado al Oscar, Marco Beltrami (3:10 to Yuma, 2007; The Hurt Locker, 2008), fue el responsable de elaborar el soundtrack de El dador de recuerdos (The Giver, Dir. Phillip Noyce, 2014). Nuevamente, el músico y compositor neoyorquino se dio a la tarea de crear las partituras para la banda sonora de un filme que plantea una distopía del futuro –lo hizo el año pasado en Snowpiercer (Dir. Joon-ho Bong, 2013)–.
A. R. Rahman (1966-), fue el encargado de realizar el soundtrack del más reciente filme de Lasse Hallström: 'Un viaje de diez metros' (The Hundred-Foot Journey, 2014). El compositor, músico y productor indio,  vuelve a demostrar su capacidad y talento para escribir la música que acompaña una historia de choques culturales en varios niveles –físico, geográfico y gastronómico–.
La música bluegrass, estilo musical del country cuyas raíces se hallan en Inglaterra, Irlanda y Escocia, funciona como marco rítmico donde Felix van Groening desarrolla El círculo roto, una historia entre la tragedia y el ensueño de una desigual pareja que con la música a sus espaldas, trata de hacer frente a la pérdida.
El compositor y productor musical, Brian Tyler, fue el responsable de realizar el score para el nuevo filme de las Tortugas Ninja. La experiencia de trabajar en filmes y videojuegos que retratan héroes –o superhéroes– en constantes escenas de acción y persecuciones (The Expendables, Iron Man 3, Thor 2, Call of Duty: Modern Warfare y Assassin’s Creed IV, entre otros) le permitió crear la atmósfera de aventura y amenaza a la que se enfrentan Leonardo, Donatello, Rafael y Miguel Ángel.
La banda sonora de 'Mi gran oportunidad', que sigue el sueño de un joven británico en su búsqueda por cantar ópera, cuenta con algunas de las más populares piezas musicales de la historia de la ópera, además de seis nuevas canciones interpretadas por Paul Potts.
Los 25 temas, cuidadosamente elegidos por el compositor musical Bob Gaudio, acompañan los triunfos, decepciones, éxitos y fracasos del icónico grupo estadounidense de la década de los sesenta, The Four Seasons, en la biopic musical, Jersey Boys, dirigida por Clint Eastwood.
El discordante trabajo de Anthony Gonzalez (M83) sumerge con sus sonidos al artificial mundo de una comunidad que supera el borde lírico de sus abismos –planteado en abundantes monólogos– para, acaso como la noche da paso al día, resurgir a la luz de sus sentimientos.
El soundtrack del FICG29, al igual que la programación de este año, es variado en géneros, ritmos e idiomas. Hemos optado por realizar una breve selección de aquellas obras musicales que no sólo acompañan el discurso visual de los filmes, sino que también –en la mayoría de los casos– se integran como parte de la narrativa.
El soundtrack de la adaptación cinematográfica de la novela Divergente deVeronica Roth es tan variado como un coctel hormonal adolescente.
¿Cómo amarías a tu pareja después de cientos de años de compartir el mundo con ella? La respuesta que da el maestro de la cultura indie estadounidense, Jim Jarmsuch, en su película de vampiros, Only Lovers Left Alive, es sencillamente arrobadora y, dentro de su simpleza, acuciosa, divertidísima, envolvente e inolvidable.
El OST de Submarine tiene una faceta romántica, divertida e inteligente que abarca desde el primer torpe e inexperto amor, hasta la amargura de la separación.
En American Hustle si bien los personajes están en un eterno concurso de extravagancia, la música se decanta por estar en una carrera de atrevimiento, de insolencia sonora.
La segunda parte de la adaptación cinematográfica de Los juegos de hambre, En llamas, llega no sólo con impacto y agitación, sino con una banda sonora bastante emotiva. Al apostarle a un soundtrack pegajoso y de personalidades, los productores consolidan el éxito de la cinta. Las melodías son predominantemente folk, pop, con ritmos electrónicos y versos estremecedores que fácilmente se volverán emblemáticos así como los aspectos representativos de la saga: el desafío a la autoridad y la rebelión ante una sociedad represiva, la violencia como entretenimiento y la lucha por un futuro justo.
La más reciente colaboración entre el director Michael Winterbottom y el actor Steve Coogan, The Look of Love (2013) nos sumerge en la vida del magnate inglés Paul Raymond y, al igual que su primera película juntos, 24 Hour Party People (2002), nos regala una banda sonora que abarca décadas enteras y que se desplaza a lo largo de diferentes períodos de tiempo en sintonía con sus protagonistas.
La musicalización se entrelaza ágilmente con el desarrollo de los personajes, define sus cualidades y defectos, además de generar diversos momentos de tensión dramática y ambientes oscuros y perturbadores que se adentran en la psique del espectador.
 

ANTERIOR     / 1 / 2 / 3 / 4 / 5 / 6 / 7     SIGUIENTE

 
 
 
enfilme © 2019 todos los derechos reservados | Aviso de privacidad