ARCHIVO SOUNDTRACK - ENFILME.COM
if ($skins_show == "0") {?>
RESEÑAS >   SOUNDTRACK
 
Con ritmo lento y suave, y en un tono oscuro y depresivo, sale a relucir una joya de álbum en el mundo del cine y la música alternativa. ¿La clave? Una sutil combinación de electrónica atmosférica (ideal para marcar las pautas de lo cotidiano y disfrutar del paisaje) con rock alternativo (enfocado a la gama de sentimientos que puede producir una latente relación “prohibida” y en formación).
Brian Eno y Leo Abrahams fueron los responsables de la música original de la película, y resultaba difícil pensar que si el músico, compositor, cantante y, precisamente, creador del género ambient, decidiera involucrase en la concepción del score de una cinta, no terminara siendo seducido por la posibilidad de participar también en el soundtrack.
Aunque seas uno de los pocos que ha visto "la" novela gráfica de Alan Moore y Dave Gibbons, Watchmen, adaptada en 2009 por Zack Snyder (300, 2006; Dawn of the Dead, 2004), los tracks que acompañan escenas tan épicas como las de esta producción, son clásicos, es decir, todos los hemos escuchado.
Con pequeños clips de la película antes de cada canción, Fear And Loathing In Las Vegas reúne hits de entre 1965 y 1971 (con algunas excepciones) pasando por todos los géneros y temas que puede abarcar el contexto de Las Vegas, la decadencia hippie, las noticias de Vietnam y los antihéroes más volados de la historia del cine.
En el trabajo sonoro de Scott Pilgrim vs. The World (2010), canciones y artistas guardan un buen equilibrio entre sí; obvio desde que se leen nombres como Frank Black (Pixies), Beck, Black Lips, Broken Social Scene y hasta sus majestades, The Rolling Stones, de inmediato invita a adquirirlo, sin importar qué tan bien logrado esté.
Esta es la primera experiencia de Trent Reznor (Nine Inch Nails) componiendo propiamente el score para una cinta. Es cierto que Reznor produjo la banda sonora deNatural Born Killers (Asesinos por naturaleza, 1994) de Oliver Stone y de Lost Highway (Por el lado oscuro del camino, 1997) de David Lynch.
Sin ningún entrenamiento en la música clásica, Mansell creó una versión contemporánea de El lago de los cisnes, la historia de Odette, una princesa que es hechizada por Rothbart, un mago que la convierte en cisne todas las noches.
A.R. Rahman ya había trabajado antes con Boyle en Slumdog Millionaire (2008), colaboración que le valió el Oscar a Mejor Canción y Mejor Soundtrack, acompañando una historia también llena de emociones.
Hacer música indie se ha vuelto cada vez más una moda antes que un estilo de vida. Poco a poco ha perdido el significado original de inpendencia ante las grandes disqueras o los movimientos mainstream. Así pasó con el punk que dejó de ser una reacción frente al descontento social para fusionarse de manera cómoda con la industria.
David Holmes es el encargado de realizar el soundtrack para Ocean’s Thirteen, tercera entrega de esta serie. Aunque el director Steven Soderbergh también le dejó la composición de la música de las dos películas anteriores a este compositor (Ocean’s 11 y Ocean’s 12), es en esta tercera ocasión que hace un trabajo que crea un hilo conductor entre las tres películas.
Poniendo de lado las fallas y las virtudes de la película, Man of Steel cuenta con algunas secuencias memorables en donde las tonadas de carácter heroico de Zimmer son indispensables para cumplir el objetivo que se propusieron Christopher Nolan y Zack Snyder.
El director Joseph Kosinski de nuevo eligió a un grupo francés para que se hiciera cargo de la banda sonora de su segundo largometraje, Oblivion. En este caso no se trató de Daft Punk, que estuvo detrás del soundtrack de TRON: Legacy (2010). Para esta película, Kosinski optó por Anthony Gonzalez, quien junto a Nicolas Fromageau, integra el grupo de música electrónica M83.
La película estuvo marcada por un triste incidente: le súbita muerte de Bausch justo antes de que comenzara el rodaje. La tragedia, no obstante, sirvió para unir a quienes trabajaron en la cinta, y los compositores de la música no fueron la excepción, pues amigos de la bailarina como los músicos Amon Tobin y Thomas Hanreich fueron parte importante del filme.
Mucho alboroto ha causado la decisión del director de The Great Gatsby, Baz Luhrmann, de colocar al rapero Jay-Z como productor ejecutivo del soundtrack del filme. Esto debido a que la trama de la novela escrita por F. Scott Fitzgerald acontece en el Nueva York de los años veinte, época dorada del jazz, por lo que se esperaba que dicho género impregnara con su cadencia la totalidad de la película.
En el caso de Somewhere (2010) la vida de Johnny (Stephen Dorff) cambia cuando su hija de once años, Cleo (Elle Fanning), se integra a su estilo de vida y lo acompaña en todo momento. La música sigue ese salto que va de la soledad a la compañía y enfatiza el estilo de vida californiano, lleno de lujos. Afortunadamente, Coppola fue cautelosa en no exagerar los momentos cursis, melancólicos o alegres cuando padre e hija fortalecen su relación.
 

ANTERIOR     / 2 / 3 / 4 / 5 / 6 / 7     SIGUIENTE

 
 
 
enfilme © 2019 todos los derechos reservados | Aviso de privacidad